Consejo Comunal de La Parroquia discrimina a sus vecinos

 

En medio de la dificultad para la adquisición de alimentos de la dieta básica, cuando se consiguen y venden, los vecinos de La Parroquia, Parroquia Juan Rodríguez Suárez del Municipio Libertador del Estado Mérida, deben confrontar la discriminación de quienes conforman el Consejo Comunal de la zona, quienes hacen y deshacen a su antojo, dándoselas de amos y señores, imponiendo condiciones para adquirir, por ejemplo, un paquete de harina, arroz u otro producto, en los establecimientos parroquianos, que a duras penas expenden.

Los que conforman el Consejo Comunal de La Parroquia, elegidos en macolla personal no vecinal, desconocen la carta de residencia gratuita emanada del CNE, solo vale la que ellos expiden y venden, cuando observan una cola en un negocio comercial para adquirir determinado producto de la dieta básica, imponen sus reglas abusivas, discriminan a sus vecinos para dar paso a sus lacayos, irrespetando a todos los que madrugan para hacerse de un producto alimenticio.

La situación es por demás intolerante, puede generar en cualquier momento, un altercado grave, que de hecho estuvo a punto de ocurrir, la mañana del sábado 29, que a Dios gracias no pasó a mayores, los lugareños están dispuestos a defender su derecho ciudadano vecinal, hacerse respetar del Consejo Comunal de La Parroquia, integrado lamentablemente, por personas que favorecen a su entorno, despotrican, discriminan a sus vecinos hasta con la distribución de las bolsas de alimentos o cajas del CLAP, que solo reciben sus más allegados en sus efectos, piden la intervención de las autoridades competentes, del llamado Protector del Pueblo, de quien aseguran los del Consejo, siguen sus instrucciones.

 

Giovanni Cegarra, GC. CNP. 2229