Emblemático pesebre familiar en La Parroquia


Giovanni Cegarra, GC. CNP.
2229) – Fotos GC.

Por la Avenida Bolívar de La Parroquia, de la Parroquia Juan Rodríguez
Suárez del Municipio Libertador del Estado Mérida, en la vivienda de
la Familia Rangel Uzcátegui cuya matrona es Doña Melania Rangel
Uzcátegui, por diciembre, desde hace 152 años,  confeccionan un
pesebre que es una emblemática tradición familiar parroquiana merideña
cuya peculiar característica es arco de rubro agrícolas que representa
la “Ofrenda Al Niño Jesús”.

Nace esta tradición en la Familia Rangel Uzcátegui, en agradecimiento
al Niño Jesús, de la mano de Doña Florinda que la hereda de sus
abuelos, continúa Don Emeterio y Melania, quien con el arco de la
“Ofrenda al Niño Jesús” sobre pesebre familiar, ofrece su eterno
agradecimiento al Redentor del Mundo por buena vida, salud, felicidad,
fraternidad matrimonial, abundancia, que se ha mantenido en toda su
descendencia, que hoy por hoy, mantiene latente Doña Melania junto a
sus hijos y nietos, quienes habrán d continuar con este legado
familiar.

Quienes tengan la oportunidad de observar este pesebre en La Parroquia
de Mérida, sentirán regocijo de saber que nos protege el Niño Jesús,
que en las buenas y las malas, está ahí, irradiando esperanza,
humildad, fervor religioso, vida personal familiar, que indudablemente
irradia esta antañona tradición familiar parroquiana merideña, con su
pesebre que enaltece el arco de la “Ofrenda al Niño Jesús”, en el que
puede observarse, racimos de rubros agrícolas, pan azucarado, queso
“añejado” entre otros, que son distribuídos entre quienes compartan
con ellos, su  Paradura del Niño a comienzos de Enero del Nuevo Año.

Emblemática tradición andina parroquiana merideña en Diciembre, en la
Navidad y Fin de Año, en la Familia Rangel Uzcátegui, cuyos
ascendientes y descendientes, a lo largo de 152 años, preservan,
conversan, mantienen, en tiempos buenos y malos, un nato valor
familiar digno de admiración, respeto, ejemplo, en la Mérida y
Venezuela del pasado, presente y futuro