Irrespeto grafitero al patrimonio merideño

Los grafiteros están dañando el patrimonio cultural de Mérida

En Mérida, está plenamente evidenciado que prácticamente, es una ciudad sin ley, donde cualquiera que le nazca, hace lo que le viene en gana, el irrespeto grafitero por los bienes e inmuebles sean públicos o privados, al patrimonio artístico cultural turístico, juega garrote a la vista de todos, poco importa el daño que se le hace, nadie intenta evitarlo, total, se perdió el sentido de pertenencia. 

Ejemplo palpable, entre otros, que están por toda la ciudad, de la sucia labor de los grafiteros de oficio, se refleja en el grupo escultórico de seis estatuas pedestres que conforman el Monumento de “Las Heroínas” en la Plaza que lleva su nombre, en una de ellas, la de María Ignacia Uzcátegui, a quien se le atribuye  haberle obsequiado un cañón al ejército patriota liderado por el Brigadier Simón Bolívar, proclamado Libertador a su paso por esta urbe en el desarrollo de la Campaña Admirable en mayo de 1813.

El irrespeto al patrimonio turístico, cultural, artístico merideño, es pan de cada día, en esta ciudad, sin dolientes, ni pertenencia, ni respeto, ni cuido, ni preservación de sus plazas y parques, su acervo histórico, instalaciones turístico recreacionales, en fin, no hay comunidad ni gobierno que valga, duela a quien le duela, al que le caiga el guante que se lo plante y punto 

Giovanni Cegarra. CNP. 2229 – Foto GC.