La generación del hambre

TalCualDigital

Nacieron en el 2013, cuando la crisis alimentaria se agravó en Venezuela. Tienen 5 años, están desnutridos, y el daño provocado a su salud es irreparable


El Pitazo en alianza con CONNECTAS recorrió ocho ciudades y, con ellas, ocho realidades distintas. Estas son las historias de los niños que crecen en desventaja por nacer en medio de la emergencia humanitaria que vive el país.

La Generación del Hambre muestra el resultado de malas políticas económicas que terminan repercutiendo en lo más íntimo de las vidas humanas; el hambre, como problema; la desnutrición, como tragedia. Las historias que la componen son el resultado de un trabajo periodístico exhaustivo, el retrato de una situación completamente indeseable: neveras vacías, llantos, platos sobre la mesa como una
hoja en blanco, un estómago que no se llena ni parece que fuera a llenarse nunca.

Son niños los que retratamos, pues es durante los primeros 5 años de vida cuando una alimentación adecuada es más importante, y el resultado es entristecedor: ocho niños cuyo futuro parece marcado antes de tiempo por daños irreversibles, y uno que no llegó a ver un mañana mejor.

El mayor esfuerzo estuvo dirigido a humanizar el dato, a no quedarnos con la pura cifra, sino traducir el hambre, ese ardor en el estómago, a historias vivas y tangibles, cada una en un contexto diferente, como una muestra del sufrimiento humano, y a lo que éste puede llegar.

La selección de las historias se realizó de manera que abordaran las distintas regiones del país, pretendiendo con ello hacer el retrato no de una zona específica, sino del país entero, o cuando menos de una gran parte de este. Es importante recalcar que los resultados que presentamos en esta investigación, pese a que arropan el período 2013-2018, no refieren únicamente a las malas políticas llevadas a cabo por el presidente venezolano Nicolás Maduro, sino que son la consecuencia inevitable de años previos de la mala gestión de Hugo Chávez. Siendo así, pues, el hambre parece ser el rubro que se sembró años atrás en Venezuela, y que hoy estamos cosechando.

He aquí la prueba, tantas veces ignorada, de la emergencia humanitaria, negada por el gobierno venezolano, presentada aquí a través de una recopilación de datos nunca antes analizados en conjunto, y que nos llevan claramente a un responsable. Otra gran parte del esfuerzo estuvo dirigida precisamente en esa dirección: conseguir cifras en un país que las oculta, recopilar información, consultar a especialistas y establecer una línea clara entre causas y consecuencias, pasando por la investigación y lo
narrativo, juntando el dato con el testimonio.

Conozca cada una de las historias AQUÍ