La UE eleva su compromiso diplomático ante situación humanitaria en Venezuela

Foto: Archivo

2001.com.ve | EFE

La alta representante de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, dijo hoy que Bruselas ha decidido “incrementar su compromiso diplomático” con los países vecinos de Venezuela que acogen los flujos de migrantes y mostró su preocupación por la situación humanitaria que atraviesa el país.

“Hemos decidido incrementar nuestro compromiso diplomático con los países de la región para impulsar el dialogo. Estamos preocupados por la situación humanitaria en el país y en los países vecinos que están recibiendo olas masivas de venezolanos en sus territorios”, dijo hoy Mogherini.

La jefa de la diplomacia europea hizo estas declaraciones al término de la reunión de ministros de Exteriores que concluye hoy en la capital de Austria, donde el asunto fue introducido en la agenda del debate a petición de España y Portugal.

Fuentes comunitarias precisaron a Efe que durante el debate varios ministros se mostraron a favor de explorar de inmediato “todas las posibilidades diplomáticas” para avanzar en la resolución del conflicto y favorecer la ayuda humanitaria.

Colombia con un millón de inmigrantes y Perú con unos 400.000, son los dos países que más venezolanos han recibido desde que comenzó un éxodo, cuantificado por la ONU en 2,3 millones de personas que han abandonado Venezuela desde 2014 por la crisis económica y humanitaria que afronta ese país.

La Comisión Europea (CE) anunció en junio la concesión de un nuevo paquete de ayuda humanitaria de emergencia y desarrollo de 35,1 millones de euros para asistir al pueblo venezolano, así como a los países vecinos afectados por su crisis socioeconómica.

De los fondos anunciados, cinco millones se destinarán principalmente a cubrir las necesidades básicas de los venezolanos y otros cinco respaldarán medidas de prevención de conflictos para reducir las tensiones sociales.

La UE impone actualmente sanciones contra altos cargos del Gobierno venezolano, a quienes les congeló sus bienes y les prohibió la entrada, por la “represión” en el país tras la celebración de las últimas elecciones presidenciales.

A estas medidas se suman un embargo de armas y un veto a material que pueda utilizarse para la “represión interna” en Venezuela.