Misa de Los Inocentes en La Parroquia

La Parroquia, comunidad de la Parroquia Juan Rodríguez Suárez del Municipio Libertador del Estado Mérida, una vez más, ha sido testigo de que las tradiciones, costumbres, fervor religioso, se impone por encima de cualquier circunstancia que pidiera estar confrontándose en el país, lo que por nada ni por nadie, se perderá, digno ejemplo de la religiosidad que caracteriza a nuestros pueblos andinos venezolanos.

La tarde noche del viernes 28, “Día de Los Santos Inocentes” la Iglesia Parroquial “Santiago Apóstol” de La Parroquia, ha refrendado este arraigo y fervor religioso que llevan muy dentro de sí, los habitantes de esta urbe andina venezolana, con la algarabía de propios y extraños, que asistieron a lo que fue la primera “Misa de Los Inocentes”, oficiada por el Párroco Canagüero, Padre Edduar Molina, en la que los niños parroquianos fueron los protagonistas de excepción.

“La Misa de Los Inocentes”, fue un verdadero impulso de la fé cristiana, de la esperanza por la Venezuela que todos queremos, al observar a los chipilines vestidos a la usanza de la época del nacimiento del Niño Jesús, con su semblante de inocentes, asistir a su Misa, en la que los integrantes de la Pasión Viviente de La Parroquia, escenificaron el momento en que Herodes ordenaba a los soldados romanos a su mando, dar muerte a todos los niños del inicio de la era cristina, con la intención eliminar al Redentor del Mundo, con la salvedad que en esta oportunidad, los que hacían de soldados romanos, abrazaron a los pequeños, en señal de total protección.

El Padre Edduar Molina, dio su Homilía, con su característica jocosidad, con un ímpetu pastoral que daba gusto escucharlo, ovacionada varias veces, por los feligreses que plenaron la Iglesia Parroquiana que en el “Día de Los Inocentes” se vio engalanada y arrullada por los cánticos de los integrantes de la Coral de la Universidad de Los Andes, que amenizaron el oficio religioso.

Mérida, La Parroquia, una vez más, ratificaron que el fervor religioso, no se ha perdido ni desaparecerá en el tiempo y el espacio, no importa la situación circunstancial que pudiera estar viviéndose y conviviéndose en el país, el fervor y encuentro con el Todopoderoso, va sembrado muy dentro de sí, entre los venezolanos.

Giovanni Cegarra, GC. CNP. 2229

Fotos GC.