Padre e hijo fueron acribillados injustamente por Polimerida en Tovar

 

Adán Contreras

Fotos: AC-Cortesía

Dani Quiñónez Bustamante (40) y su hijo Dani Alejandro Quiñónez (17), fueron acribillados la madrugada de este domingo por funcionarios de la Policía del estado Mérida, cuando ambos regresaban a su residencia ubicada en el sector Villa Dignidad en el municipio Tovar.

Padre e hijo, viajaban a bordo de una motocicleta y metros antes de llegar a su hogar, un disparo impacto en la espalda del adolescente, atravesó su humanidad e hirió a su progenitor, quien perdió el control del volante y volcó sobre el pavimento, ambos cayeron malheridos pero fueron acribillados por los funcionarios sin compasión alguna.

Esta versión fue dada por familiares y vecinos de los ultimados, a las afueras del Centro de Coordinación Policial de Tovar, en donde reclamaban justicia ante este caso que enluta a familias de intachable solvencia moral en el Valle del Mocotíes. Quiñónez Bustamante regresaba de trabajar como ayudante en una tasca ubicada en el Parque Carabobo, mientras que su hijo estaba en casa de su novia en el sector El Añil.

“Mi hermano era un hombre trabajador, no tenía problema alguno, quienes le conocíamos sabemos de su comportamiento, trabajaba día y noche por el bienestar de su esposa y sus tres hijos, sin medir palabra alguna hoy fue acribillado por dos oficiales de la policía estadal”, relató Denis Quiñónez Bustamante, hermano y tío de las víctimas.

Los cuerpos sin vida del padre e hijo, fueron trasladados por detectives del Eje de Homicidios Base El Vigía del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), hasta la morgue del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes en la

ciudad de Mérida para realizar la respectiva necropsia de ley.

Varias son las hipótesis que han circulado sobre este hecho, una de ellas apunta a una confusión de los funcionarios, la segunda a un enfrentamiento y una tercera a la venganza de uno de los funcionarios en contra de una de las víctimas, corresponde al CICPC y a los fiscales del Ministerio Público determinar cuál ha sido la causa que motivó a los policías a asesinar a estos dos tovareños.

A la sede policial en Tovar arribó el Director del Instituto Autónomo Policía del estado Mérida (Polimerida), Coronel (GNB) Heli Saúl Infante, quien aseguró a los familiares de los acribillados que “los funcionarios vinculados en este lamentable hecho ya están a orden de la Fiscalía del Ministerio Público al igual que las armas de reglamento para sus respectivas pruebas de rigor, a los familiares debo decirles que habrá justicia en este caso”.