“Saldremos con Guaidó porque el hambre nos quitó el miedo”

TalCualDigital

Algunas personas asumen una posición como la de Marisol Rosales, quien dice que Guaidó debe pensar bien la decisión que tomará debido a que “el Gobierno ha amenazado a los diputados de llevarlos presos”


El presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó convocó a una manifestación nacional en contra de Nicolás Maduro el 23 de enero y el pueblo asegura que la calle será la única forma en la que se podrá rescatar la democracia del país.

Desde el cabildo abierto convocado por el presidente del legislativo, la activista de la Organización No Gubernamental Laboratorio Ciudadano, Katiuska Camargo, dijo a TalCual que asistió a a la convocatoria con escasez expectativas porque a su juicios ellas han hecho pedalear en el mismo error a la oposición venezolana y sus seguidores.

*Lea también: Guaidó se escuda en tres artículos de la Constitución para asumir la Presidencia a futuro

Camargo manifestó que el pueblo debe entender que es su responsabilidad defender la nación y que el camino es afrontar los problemas que se presentan en conjunto.

“Nuestro país se cae a pedazos”, dijo. Del mismo modo sostuvo que “debemos salir para rescatar a Venezuela de las fauces de este monstruo llamado dictadura. No podemos permitir que la sigan instaurando”.

Con respecto al mandato que el TSJ en el exilio hizo a Guaidó sobre asumir la presidencia de la República, la activista reconoció que “esta es una opción que no se debe descartar, sobre todo porque no estamos hablando con niños de pecho”.

“Estamos ante un régimen con unos esbirros armados. Si la exposición física está a la orden del día hay que imaginarse cómo será para Guaidó. Sin embargo, es un riesgo que vale la pena tomar porque tiene el apoyo de muchos venezolanos”, agregó.

Legado con hambre

Maduro dice que el pueblo lo respalda y que su gestión está dirigida a elevar la condición de vida de los trabajadores del país. Sin embargo, la realidad que padecen los ciudadanos es contrapuesta a lo que el gobernante al manifestado.

La secretaria general del Sindicato Único de trabajadores de la Pequeña y Mediana Industria, Moraima Reyes, se sumó a la convocatoria y luego que Juan Guaidó asegurara que “debe ser el pueblo de Venezuela, la Fuerza Armada, la comunidad internacional la que nos lleve a asumir claramente el mandato que no vamos a escurrir, que vamos a ejercer”, dijo creyó en el chavismo

Sí, creí en él porque creímos en el legado que nos dejó Chávez, y no me da pena decirlo en esta concentración. Justamente porque creí tengo el derecho de decir que no estoy de acuerdo porque el pueblo se está muriendo de hambre. Aunque me cueste el puesto de trabajo. Funcionarios públicos dejen el miedo y vamos a defender a Venezuela.

Maduro dice que el pueblo lo respalda y que su gestión está dirigida a elevar la condición de vida de los trabajadores. Pero la realidad es contrapuesta.

ESTO DIJO UNA FUNCIONARIA DE Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria#11Ene #AN #CabildoAbiertopic.twitter.com/osOE4maRqv

— RoisonFigueraPeña (@roifp) January 11, 2019

Claridad

José Gregorio Cáriba, vive en Caracas y al consultarle sobre la razón por la que asistió al evento realizado en la sede del Pnud, argumentó que la crisis política, social y económica que afronta la nación petrolera son las razones por las que apoyó la convocatoria hecha por Guaidó. De la misma forma destaca que la Asamblea Nacional “hoy más que nunca” debe actuar sin titubeos y sobre todo hablarle claro a la gente y poner sobre la mesa el camino que se han trazado para recuperar el orden constitucional.

“Ayer vimos a un régimen humanitario que usas las instituciones del país para amedrentar juramentándose”, matizó con respecto a la investidura de Maduro que se hizo el 10 de enero ante en Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). El presidente del Parlamento ha dicho que su compromiso será recuperar la confianza del pueblo que votó por ellos en 2015. Sobre esto, Cáriba opinó que “las democracias no se conquistan solas” y por está razón, opinó que debe lograse la unidad nacional “para salir a pelear contra este régimen”.

Por su parte, Erlon Blauman dice la AN debe pensar su estrategia para evitar caer en los mismos errores. Aunque sostuvo que no puede decirle a los diputado qué tienen que hacer para salir de la situación que atraviesa el país, afirmó que si va a apoyar sus decisiones.

“Estoy aquí porque busco la restitución del estado del Derecho de mi país (…) deben pensar bien las estrategias para evitar que pase lo que nos ha pasado”, añadió al tiempo que consideró fundamental el apoyo popular porque “tenemos el poder de cambiar en nuestras manos”.

Algunos asumen una posición como la de Marisol Rosales, quien dice que Guaidó debe pensar bien la decisión que tomará debido a que “el Gobierno ha amenazado a los diputados de llevarlos presos”.

Queremos que nos diga qué hacer para salir a ayudarlo”.

Otros creen que la ruta es apegarse al artículo 233 de la Constitución y asumir la presidencia del país. Peter Ayala cree que “Guaidó debe asumir su compromiso constitucional y moral”. Pese a las advertencias del Ejecutivo contra los parlamentario, precisó que ni la gente ni la comunidad internacional dejarán que Maduro y su tren atenten contra los legisladores.

“Me llamo Venezuela”

La postura de la oposición venezolana de “defender” la integridad del pueblo no despoja el miedo de la ciudadanía por sufrir el acoso y a persecución que se ha denunciado ejecuta el Gobierno contra su disidencia. El miedo a ser reconocido ante las cámaras, y grabadores de los medios de comunicación que deseaban conocer la historia de cada individuo que se concentró en la sede del PNUD.

Unos prefirieron llamarse Venezuela, otros simplemente exigieron que su identidad fuera protegida y este fue el argumento que utilizaron para justificar su presencia en el lugar.

“En un país democrático yo no debería esconder mi nombre por miedo a que boten del trabajo”, dijo una fémina que se mantenía bajo perfil para evitar a los periodistas. Al mismo tiempo, destacó que la lucha por Venezuela dejará satisfacciones.

Lo que es peor

Aunque Maduro prometió un 2019 de desarrollo para los venezolanos, el inicio de este año ha estado marcado por protestas en rechazo al colapso de los servicios públicos de todo el país. El desmejoramiento en la calidad de vida de la sociedad civil venezolana es otra razón por la que hay que sacar a Maduro del poder, así lo ha dicho Carmen Yepez, quien también se sumó al cabildo abierto realizado en Caracas el 11 de enero.

Yepez respalda la convocatoria a la calle que hizo el presidente del Legislativo, Juan Guaidó. En este sentido, dijo que hay que salir a luchar sin miedo porque “ya no hay ninguna seguridad en este país. Tampoco derecho a la salud o a la libertad”.

Pese a la represión que el Gobierno hace a manifestantes disidentes, la mujer habitante del estado Vargas, dijo que hay que activar las calles y la gente debe salir debido a que “todos elegimos a esta legítima asamblea” y aunque naciones del mundo han respaldado a la Asamblea si ven que hay solo unos cuantos considerarán que ese no es un el respaldo popular suficiente.

“Nos encanta pedir desde el teclado pero no damos nada a cambio”, dijo.

La confianza es una pared frágil. Y para María Castillo, la Asamblea Nacional la ha golpeado. Aunque se mostró optimista por el llamado a la calle que hicieron líderes de la oposición en el acto manifestó que espera el Poder Legislativo cumpla con los ciudadanos y nos los decepcione.

“Pero a la gente que está en su casa le digo que el compromiso no es con los diputados, es con su hijo o familiar que se fue del país. Es con el amigo del vecino que murió por falta de medicina o por los niños que no tienen qué comer (…) ¿Miedo? ¿Y qué es peor? ¿Salir en unión a cuidar el futuro de nuestro país o quedarse en casa arrodillados?”, finalizó.