Una persona carbonizada y 5 quemadas dejó incendio en un galpón de La Fría

La gandola de Pdvsa quedó completamente calcinada, reducida a chatarra.

Diario La Nación

Una persona  carbonizada y otras cinco con  quemaduras de gravedad fue el saldo que arrojó  un pavoroso incendio que se desató la noche del lunes en un galpón sin número de la calle principal  de la urbanización 5 de Julio, en La Fría. Municipio García de Hevia.

Además del lamentable saldo humano,  dos vehículos fueron consumidos totalmente, quedando reducidos a chatarra, incluyendo una  gandola de la empresa Pdvsa, de la cual se aseguró que las víctimas estaban, de manera ilegal,   trasegando combustible al momento que  inició el  fuego.

Desde el momento que se dio  la alarma  sobre el incendio, cerca de las 11 de la noche, los Bomberos de La Fría hicieron cuanto estuvo en sus manos para controlarlo, pero la situación los superó; fue hasta avanzadas las 2 de la madrugada de este lunes cuando se logró la extinción de las llamas.

De acuerdo  a las autoridades, en este galpón o  patio, como le llaman, se dedican a la extracción  y compra clandestina de combustible.

De manera extraoficial, se maneja  que las llamas, seguidas de una explosión,   pudieron haberse originado por una chispa generada por la falla que presentó una de las bombas que succionaba  el combustible desde los tanques  de la cisterna  de Pdvsa.

Como consecuencia  una  persona identificada como Jesús Alberto Durán Naranjo, murió carbonizada.

Mientras que  Luis Roa Beltrán,  de 29 años; Jackson  Zambrano Medina, de  22 años; Carlos Castillo, de  18 años; Aris  Brayan Guillén Moscote, de 20,  y  Edwin León, de  32 años de edad, sufrieron  quemaduras generalizadas  de primer, segundo, tercer y cuarto grado, siendo trasladados al Hospital Central de San Cristóbal, donde quedaron recluidos.

Además  de los efectivos  bomberiles, que se encargarán de establecer con certeza la causa del incendio,   se hicieron presentes otras autoridades, policiales  y militares, siendo  el Cicpc-La Fría el organismo que se ocupó de levantar y trasladar el cadáver carbonizado a la morgue  del Hospital Central.

Vecinos del sector lamentaron a través de las redes sociales el trágico hecho, pero no dejaron de criticar la existencia  de este tipo  de “centros de acopio” de combustible que de manera ilícita existen en la zona norte del Táchira, y que incluso, garantizaron, son del conocimiento de las autoridades  policiales y  militares.

Añadieron  que no sólo están expuestos a situaciones de esta naturaleza  o peores, quienes se dedican a ese oficio, sino los vecinos  ubicados alrededor de dichos centros o patios. (MB)