Universitarios son cada día más pobres

Foto: Referencial

Redacción 2001 

El Observatorio de Universidades (OBU) realizó un estudio sobre las condiciones de vida de la comunidad universitaria en el estado Lara y determinó que la situación de los profesores ha desmejorado desde el 2013, convirtiendo su situación de pobre- za por ingreso en pobreza estructural.

La investigación fue realizada en 7 universidades larenses. La situación es similar en las casas de estudios del país pues están dentro de ese mismo rango, afirmaron los presentantes de la ONG.

Datos obtenidos indican que 7 de cada 10 profesores manifestó no tener la capacidad económica para cubrir los gastos de mantenimiento del hogar con los ingresos que reciben por su trabajo académico en la universidad.

La incapacidad de cubrir el consumo de bienes y servicios ha afectado considerablemente la posibilidad de satisfacer las necesidades básicas para la subsistencia y ha llevado al gremio universitario a tener privaciones especialmente en el área de la alimentación.

Un 64% de los 344 profesores consultados indicó que comen peor en relación con el año pasado. Este deterioro de la alimentación se ve reflejado en el alto consumo de carbohidratos disminuyendo la ingesta de proteína de origen animal, debido al alto costo de estos productos.

En el estudio se determinó que el 15% del profesorado nunca come carne y más de un tercio de la misma población consume carne de res de una a tres veces al mes. En cuanto al consumo de pollo, un 17% afirmó no tener ingesta del producto, mientras que 37% solo lo consume entre una a tres veces al mes. En el caso del pescado es más bajo el consumo; el 42% nunca lo come y solo 3 de cada 10 lo hace mensualmente, siendo la proteína animal menos consumida por los profesores universitarios.

Este tipo de mala alimentación por concepto de alto consumo de carbohidratos, provoca una alta incidencia de diabetes, así como, el agravamiento de las personas que ya padecen la enfermedad. 
De igual manera, aumenta la prevalencia de obesidad, dislipidemia, en conjunto con una significativa pérdida de masa muscular lo cual origina una mayor tendencia a enfermarse al depletar el sistema inmunológico.

La muestra del estudio se realizó entre los meses de septiembre y noviembre de 2018.También establece que el 32% de los profesores se trasladan a su trabajo a pie y recorren entre 500 metros y 7 kilómetros.

El 84% de los encuestados respondió que seguía en la universidad por vocación.

En cuanto a la inseguridad dentro de las universidades, 62% fue afectado por el robo en los últimos seis meses.

La población total es de 3.339 profesores y la muestra fue con 344 encuestados, con un 95% de confiabilidad.